Juguetes ecológicos y sostenibles para bebés y niños

¿Cómo elegir juguetes naturales respetuosos con el medio ambiente? La ecología no es solo cuestión de moda, es realmente una forma de pensar, donde se tiene siempre en cuenta el bienestar de la naturaleza y de las generaciones futuras en el momento de tomar nuestras elecciones día a día. Esta preocupación por nuestro medio ambiente ha dado lugar a que fabricantes de productos, empiecen a elaborar sus productos cuidando de nuestro entorno. Muchos de ellos, se enorgullecen de poder contar con certificados que corroboran la protección del medio ambiente en el proceso de su elaboración, desde productos alimenticios ecológicos, ropa ecológica, hasta juguetes ecológicos para niños.

Edad

Precio

Price: 0 - 670
  • Oferta

    Circuito canicas Migoga marble run Play Bio

    22,95 
    Añadir al carrito
  • Oferta

    Spiral tower Play Bio

    19,95 
    Añadir al carrito
  • Oferta

    Construcción tecno jumbo Play Bio

    24,95 
    Añadir al carrito
  • Oferta

    Fantacolor baby Play Bio

    20,95 
    Añadir al carrito
  • Oferta

    Chunky Peggy Play Bio

    16,50 
    Añadir al carrito
  • Oferta

    Fantacolor Design Play Bio

    22,95 
    Añadir al carrito
  • Oferta

    Skyrail circuito canicas

    20,95 
    Añadir al carrito
  • Oferta

    Tecno toolbox

    33,90 
    Añadir al carrito
  • Oferta

    Números magnéticos

    8,35 
    Añadir al carrito
  • Oferta

    Letras minúsculas magnéticas

    8,35 
    Añadir al carrito
  • Oferta

    Letras mayúsculas magnéticas

    8,35 
    Añadir al carrito
  • Oferta

    Maletín de plastilina

    9,95 
    Añadir al carrito

Para iniciar lo primero que debemos saber es:

¿Qué significa que un producto sea «eco»? 

Todos hemos oído el adjetivo «ecológico» al menos varias veces y cuando pensamos en productos ecológicos, generalmente lo asociamos únicamente a productos alimenticios. Sin embargo, como lo comentamos en el párrafo anterior, actualmente “eco” también pueden ser muchas cosas; ropa, productos de limpieza, cosméticos, productos de higiene personal y juguetes.

¿Pero qué significa esto? ¿Cuál es la diferencia de los productos orgánicos con respecto a los demás? 

En términos más simples, si algo es «ecológico» significa que es amigable con la Tierra, que puede ser reciclado, que no altera su equilibrio y que está hecho de ingredientes naturales sin afectar el medio ambiente. Y para reconocer estos productos, se cuenta con el sistema de certificados que confirman la elaboración ambiental, lo cual te asegura que el producto cumple las normas y estándares que lo hacen ecológico. Y los juguetes no se quedan por fuera, cada día son más y más las personas interesadas en ellos y en las organizaciones que ponen su atención en este mercado.

¿Por qué la creciente popularidad de los juguetes ecológicos? 

La conciencia sobre los riesgos ambientales está aumentando diariamente con lo cual es una satisfacción poder optar por juguetes que no afecten al medio ambiente, pero a esto le sumamos la seguridad de los niños, ya que; desde que los niños nacen, los especialistas nos van informando que puede hacerles daño y que no, con la intención de que a la hora de escoger productos para los pequeños tengamos en cuenta varias consideraciones. Esta es una necesidad que surge ante el exceso progresivo de juguetes hechos con materiales peligrosos, incluso tóxicos, que indudablemente son una amenaza para nuestros niños y la naturaleza. Los juguetes orgánicos son actualmente productos muy nuevos y hasta ahora es muy difícil que dominen esta industria, sin embargo, el interés e inversión en ellos definitivamente está creciendo.

Ahora bien, entremos un poco más en detalle.

 


¿A que nos referimos con juguetes ecológicos? 

Lo juguetes ecológicos están hechos de recursos naturales y son biodegradables, lo que significa que se descomponen naturalmente en un tiempo relativamente corto, no liberan sustancias nocivas y se fabrican utilizando métodos seguros para el entorno. Además, los juguetes ecológicos se producen manteniendo el principio de «comercio justo», esto quiere decir, que mediante su elaboración no existe la explotación del hombre (ni de los menores), se respetan sus derechos y el salario justo.  

Los juguetes sostenibles son reciclables, por lo que su material puede reutilizarse. 

Acerca de la elaboración de los juguetes ecológicos es muy importante que sepas que ellos deben fabricarse lo más cerca posible del consumidor, en otros términos, que sean distribuidos en el mismo país que fueron fabricados, esto tiene un justificación, y es que el objetivo es evitar importaciones y traslados largos, que como sabemos estos canales son indiferentes con el medio ambiente.

Los creadores de estos juguetes se guían por las siguientes reglas: 

1. Deben ser ambientalmente seguros y hechos con cuidado para el entorno. 

2. Deben de ser seguros para los niños: que se adapten a la edad de ellos y que minimice cualquier riesgo de daño que puedan hacerse con ellos. 

3. Tener valores educativos, que se utilicen no solo para divertirse sino también para aprender. 

4. Los juguetes ecológicos suelen estar hechos de materiales como algodón, lana o madera. 

 


¿De qué materiales están hechos los juguetes ecológicos? 

Encontramos juguetes hechos de tela de algodón. Son muy populares puesto que es uno de los materiales más seguros, más amigables con los niños y con el medio ambiente. Si estos se rellenan con material orgánico (por ejemplo, trigo sarraceno o huesos de cerezas) en lugar de sintético, incluso es muchísimo mejor.  

Para los niños suelen ser perfectos los juguetes de tela acrílica o poliéster por ser antialérgicos, también se encuentran los de fieltro o cartón. Los que están hechos con materiales reciclados y caucho natural también son cada vez más populares, lo interesante de estos es que sus colores se obtienen de sustancias de origen natural, no contienen productos químicos y por lo general, su construcción es muy simple. A diferencia de otros juguetes de plástico que suelen llevar una elaboración muy compleja porque hacen ruido, brillan o se mueven. 

 


Juguetes ecológicos de madera 

Los estantes de las jugeuterías están llenos de juguetes de plástico, muy coloridos y a menudo bastante ruidosos. Desafortunadamente algunos de ellos dejan mucho que desear, no solo por la falta de calidad en el proceso de producción sino también de los ingredientes con los que están hechos, usualmente son tóxicos. Los juguetes de madera, que eran considerados una reliquia del pasado, hoy están experimentando un período de esplendor. ¿Cuáles son las ventajas de los juguetes de madera? 

  • Muy a menudo son hechos a mano. 

  • Son saludables para los niños pequeños, libres de toxinas y colorantes peligrosos. 

  • Son mucho más duraderos y pueden soportar más uso que los juguetes de plástico. 

  • Son seguros para el medio ambiente. 

  • A menudo son reciclables.

Los juguetes de madera más populares son sin duda, los caballitos, trenes de madera, bloques y rompecabezas. Lo mejor es que nunca pasan de moda y son los juguetes que los psicólogos aconsejan para la etapa de crecimiento de un niño, empezando por los mordedores o sonajeros de los niños recién nacidos. Nuestros abuelos y padres solían jugar con ellos, y ahora nuestros hijos. Sin duda, es muy probable que estos juguetes sigan entreteniendo a nuestros nietos.

 


Juguetes ecológicos hechos de telas 

La madera no es la única alternativa para suplantar el plástico. Los juguetes hechos de telas naturales también son ecológicos, los conocemos por ejemplo como muñecas-trapo y entre sus ventajas tenemos: 

  • Son duraderos y pueden soportar muchas horas de juego

  • Son generalmente suaves e ideales para abrazar

  • Normalmente duran muchos años

  • No causan alergias

  • Están hechos de materiales naturales, por ejemplo algodón orgánico 

  • Por lo general en términos de mantenimiento y limpieza; son de fácil lavado. 

Libros, alfombras, títeres, eco-peluches deleitan con su belleza y calidad, ya que a menudo son juguetes artesanales hechos a mano.

 


¿Cómo elegir juguetes ecológicos? 

La gran mayoría de los juguetes sostenibles están hechos de madera, pero es importante que sepas que no todos los juguetes de madera son ecológicos con lo cual debes estar muy atento. En esta parte se destacan las empresas de los países escandinavos, ya que son países donde la tendencia ecológica está particularmente desarrollada en muchas áreas de la vida. 

Al escoger juguetes ecológicos asegúrate que sean fabricantes de confianza, porque a menudo se encuentra que las garantías del empaquetado tienen poco que ver con la realidad del producto. Entonces, ¿qué buscar y qué considerar al elegir los juguetes? En primer lugar, debes investigar y conocer a cerca de los certificados.

Los más populares son: 

El símbolo CE: es una marca común, significa que ha cumplido con las normas técnicas europeas, pero ojo porque lo emite el fabricante y no una institución independiente. Lamentablemente, muchas veces es publicado en juguetes que no debería aparecer. 

PEFC: este certificado es emitido por una gran organización ecológica, confirma que el juguete se fabricó de acuerdo con las normas ecológicas, sociales y económicas. 

FSC: es un símbolo que se coloca solo en productos de madera, garantiza que proviene de los bosques, cuyo uso está sujeto a ciertas normas estrictas y cumple con los principios de protección del medio ambiente.

GOTS: se aplica a productos hechos de algodón, significa que el producto está hecho de algodón orgánico y que no se usaron aditivos químicos durante su cultivo.

TUV Rheinland PROOF: significa que el producto cumple con las normas europeas, hecho de sustancias seguras que no amenazan al ser humano. 

Fair Trade: Comercio justo – una señal muy importante que garantiza que ningún niño trabajó en la producción, y que los adultos recibieron un pago justo por su trabajo.

 


Ventajas de los juguetes ecológicos 

En resumen, los juguetes orgánicos tienen prácticamente todas las ventajas. Y para que conste, las más importantes son: 

  • Que están hechos de ingredientes naturales: madera, cartón, plástico biodegradable, fibra de bambú, algodón orgánico. 

  • Pueden ser reciclados. 

  • Están hechos de ingredientes de cultivos controlados, por ejemplo, madera de caucho. 

  • Elaborados de acuerdo con los principios del comercio justo. 

  • Son duraderos y fáciles de mantener en buen estado. 

  • En muchos casos son juguetes hechos a mano por los artesanos locales, con lo cual al comprarlos se apoya la artesanía tradicional.

 


¿Vale la pena comprar los juguetes ecológicos? 

Si valoras la calidad, si el medio ambiente no es indiferente para ti y si quieres que tu hijo tenga más contacto con juguetes «clásicos», sí.  

Comprar juguetes ecológicos no significa necesariamente renunciar a otros por completo, sin embargo, el interés en este tipo de productos significa que los padres se preocupan por los juguetes con los que entra en contacto su hijo día a día, buscando principalmente la calidad, la seguridad y la educación desde la perspectiva de la psicología moderna. 

Por otro lado, no nos olvidemos de un gran papel que juega en la mente de un niño, el entorno en el que vive, las personas que conoce, los valores que sus padres le transmiten, así como los objetos y juguetes que le rodean. Vale la pena que los objetos que le rodean sean duraderos, sólidos, seguros y ayudan al niño a ampliar sus conocimientos sobre el mundo.